Funámbulo Ciego: 2011

Páginas

jueves, 29 de diciembre de 2011

RIEN (Apunte de lingüística)

En francés
nada
es
rien.

A mí no me hace
ni puta gracia.

domingo, 25 de diciembre de 2011

El pájaro azul vuela





El pájaro azul Rubén Darío (Leer aquí)

martes, 29 de noviembre de 2011

Vértigo

Conozco bien el sótano del sótano del sótano. Me es familiar la humedad del abismo. Tolero la presión del aire infecto en lo profundo. Sin embargo, a este lado de la frontera que el mar dibuja, ahora que las nubes humedecen mis sienes y el viento no es azul ni oscuro, descubro hasta qué punto desconozco las caídas y el vértigo me asusta más que la idea de volver a la asfixia cotidiana de lo subterráneo.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Algunas barbaridades a este lado de la tormenta

El útero negro en el que se acurruca el miedo
me escupe niños muertos a la cara y huele
a podredumbre. No hablo de días rojos, va mucho más allá
esta estampa porque recuerdo todavía la parálisis.

El útero negro de la muerte cotidiana me ata aún
las pezuñas y la lengua. Pero hace tiempo que tus ojos
queman la soga y me espero para que quemen un poco
mi cuello también.

¿Te acuerdas cabecita cuando buscabas formas de cortar el hilo?
Cuchillas, cuchillos, pastillas, puentes, edificios altos con terraza…
Parece que fue ayer porque ayer fue y sin embargo
se le ha cicatrizado a la muerte su prolífica vagina (de momento).

sábado, 19 de noviembre de 2011

Shadow(masoquismo)

La inconmensurable sombra
que lo cubre todo, la sombra
del dolor profundo que abrazamos,
el color rojo de la irreverente sombra.

Cada vez hay más túneles al final
de cada luz obscena. Me repugna
la sonrisa de la luz y su mentira.
No vendrán días claros, se ha vuelto
la lluvia cancerosa.

La sombra del abrazo que asfixia,
más que por maldad por la torpeza
que subyace en la distancia de los ojos
que miran hacia dentro.

Asfixia.
Mis manos en mi cuello y en el tuyo.
Los ojos solo abiertos para la lágrima.
¿Cuándo confundimos el abrazo
con el lazo de la soga? 

No hay culpable al que señalar,
no hay dedos que señalen,
los amputa la lluvia uno a uno

pero nos bastan los dientes
y debemos seguir devorando
las nubes oscuras que ocultan
al astro de papel que calienta
nuestra sangre.

Quizá mañana cuando cese el vómito
y el cieno, una puesta de sol
como un nido de oro
sea nuestro refugio.

viernes, 4 de noviembre de 2011

METAMORFOSIS

Desperté sobre la cama revuelta
siendo un insecto minúsculo oscuro.
Ya no era mi pueblo el pueblo elegido
ni mis heridas sagrados estigmas
solo troneras supurando hastío.

Pasé sin anestesia de devoto a hereje
desoí los sermones, ensalcé la ruina
y descubrí que el rollo de la puerta estrecha
escondía que solo las hay de ese tamaño.

sábado, 29 de octubre de 2011

CUANDO EXTRAVÍO LA ARMADURA

                      Se le nota en la voz, por dentro es de colores.
                      Robe

Mientras te miro así, tumbada, hermosa,
pienso en la absurda labor del paisajista
y recuerdo el sabor a tabaco e insomnio
del  primer beso que nos dimos y que aun
no ha terminado (ojala todas mis heridas
fueran mordiscos tuyos).

Me siento un poco imbécil escribiendo
tanto acerca de tus ojos pero es que ¿dónde
coño metes todos esos universos que sugieres?
¿Cómo lo haces para desarmarme solo con una mirada?
A mí, que siempre huía de la piel ajena
( y que ahora no soporto los domingos sin tu tacto).
¿Acaso no habla esta canción de Extremoduro
de todos tus arcoíris internos? ¿Acaso no hablan
todos los poetas de tus ojos?

domingo, 23 de octubre de 2011

Pseudoesfericidad (o ecologismo para pesimistas)

Mi caballo atraviesa la cornisa de un rascacielos
y el vértigo late en sus sienes. Yo voy muerto
atado por el cuello a su montura como un Cid
desertor y suicida conducido por la bestia cobarde
de las crines de acero afilado.

Pronto resbalarán las herraduras y una masa informe
decorará la acera. Los coches son hormigas indisciplinadas
que taladran la tierra buscando el infierno
o que pasan  pisando excrementos y arrojando humo
para pudrir un planeta que se lo merece

porque no es
redondo.

domingo, 16 de octubre de 2011

Dos LENGUAS de viaje SUBMARINO

Palpo tus profundidades,

deshago precipicios,
lanzo el corazón a tus abismos
para huir de los míos
porque tus labios
me regalan huidas dulces
y evocan palabras olvidadas y densas.

Me descalzo la boca
y descubro mis manos
y mil significados menos graves para el miedo.

Inventas para mí la caricia.
Tus ojos me bastan.

Y sonrío.

Y sonríes.  
 
 

miércoles, 12 de octubre de 2011

Tu nombre abriga

Alterno tus ojos,
la sobredosis de miradas tuyas,
la blancura táctil de tus ojos,
con la infelicidad que se disipa
(cada vez más tenue,
cada vez
                  más
                              tenue),
cada vez que me acaricias
con tus ojos.

domingo, 2 de octubre de 2011

Al borde


Mis ojos
se pierden en un vacío
posterior a todas las cosas
y repelen el diagnóstico.
No quieren que nadie ponga nombre a esta
desolación, a esta corriente insoslayable
superior a la fuerza de mi remar
desganado.  
                      Si sobrevivo y te encuentro
sentada al borde de algún camino
de los que nunca cojo
y me ves huir,
grita tu nombre, no el mío.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Aurora

Hoy está la aurora hermosa y distinta
como si hubiera vestido su mirada 
con la piel de un grito y llevara disuelto
el sol en su boca
y no hubiera más amanecer posible
que un amanecer besado.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Las peores resacas nacen las noches que no bebes

Rota sobre el arcoiris,
descubro que la lluvia

es mi única coraza.
De noche se me forman
piscinas en el hombro,
mientras cuento mis pecas.


                          (Elena Medel, Candy)



Vomitar, o no hacerlo y mantener la angustia hasta que duela. 
Llorar por el camino que te lleva a tu casa, o no hacerlo, nunca, 
y coleccionar nudos en la garganta.
  

miércoles, 31 de agosto de 2011

martes, 2 de agosto de 2011

Homework

Como quien coge un cuchillo
que terminará hundido en la carne
labrando las venas, tiñendo la cama,
enciendo la luz de la mesilla,
y cojo un lápiz con la punta afilada
y vierto mis miserias
en los márgenes de algún libro de poesía
de alguien que escribió
un millón de veces mejor que yo,
un millón de años antes que yo,
un millón de versos
más hermosos que los míos.

miércoles, 20 de julio de 2011

martes, 12 de julio de 2011

x





El explorador de Internet,
inconsciente, me interroga:

¿Desea cerrar todas las pestañas?

Es hermosa esta pregunta.
Debería permitir una respuesta abierta:


me gustaría cerrar mis pestañas una a una
dibujando olas
y pequeñas corrientes de viento
que provocaran huracanes
en lugares lejanos

pero soy como las viejas muñecas
y cuando mi cuerpo vacío parpadea
me viene impuesta
la ceguera.


domingo, 26 de junio de 2011

Tierra de poetas

Ayer cuando bajé del autobús, mientras caminaba rápido (siempre lo hago, parece que vivo en constante huida), en apenas unos segundos presencié dos escenas que me alegraron el día. Dos músicos callejeros, acordeón y guitarra en mano, cambiando el color de la calle y enfrente una niña con su abuela mirando un escaparate y hablando no recuerdo de qué pero, eso sí, con acento argentino. No sé qué coño tendrá, pero siento predilección por la forma de hablar de los argentinos. En mi opinión es la variante más hermosa de nuestra lengua. Digan lo que digan los argentinos parece que están recitando poesía. Es por esto que cuando realmente están recitando poesía (y tienen de sobra donde elegir entre sus paisanos) el efecto es de una belleza difícilmente igualable.



Inicio de la película "El lado oscuro del corazón".
Poema de Oliverio Girondo.


domingo, 19 de junio de 2011

Curso de submarinismo


Como anticipo a la pérdida,
un corazón que flota y sobrevive
a la riada de sueños encerrados en burbujas.

Como coraza contra la victoria,
agendas que no abandonan su jaula de jabón,
muertas sobre la placa de la ducha.

Hoy es epílogo

las horas construyen su ataúd junto a mi almohada.



Elena Medel  (de "Vacaciones" 2004)

jueves, 16 de junio de 2011

Eclipses y confidencias.



Esta noche se ha producido el eclipse de luna.
Esta canción podría haber sido su banda sonora (forma parte del disco nuevo de Vetusta Morla.)
(Confidencia: de pequeño mi sueño era tener un traje de Spiderman.)

domingo, 12 de junio de 2011

jueves, 9 de junio de 2011

La poesía destruye al hombre


La poesía destruye al hombre
mientras los monos saltan de rama en rama
buscándose en vano a sí mismos
en el sacrílego bosque de la vida
las palabras destruyen al hombre
¡y las mujeres devoran cráneos con tanta hambre
de vida!
Sólo es hermoso el pájaro cuando muere
destruido por la poesía.

Leopoldo María Panero
( de"El último hombre" 1984)

miércoles, 8 de junio de 2011

Toulon, 2011

lunes, 6 de junio de 2011

Moradas

Amelie
(Fragmento de un fotograma de la película)













                                                                   
En la mano crispada de un muerto,
en la memoria de un loco,
en la tristeza de un niño,
en la mano que busca el vaso,
en el vaso inalcanzable,
en la sed de siempre.



Alejandra Pizarnik (Moradas)

sábado, 4 de junio de 2011

Where is my mind? (Pixies)

Suena de fondo de los pensamientos que se amontonan en mi cabeza esta canción. Where is my mind? Y recuerdo el final de "El club de la lucha". Da miedo ponerte a ver fotos, a mirar debajo de la piel de las fotos aquellas informaciones que solo a ti te resultan visibles y comprobar que no te reconoces detrás de tu mirada de hace un  par de años. No se puede cambiar tanto en tan poco tiempo.


Suena de fondo esta canción, agarro de la mano a la sombra que me acompaña desde que tengo memoria, compruebo que al menos permanecen los recuerdos táctiles del silencio y que la soledad ha vuelto (o la he traído). No sé si llorar (no sé si sé llorar) o sonreír. Y mientras,

afuera

todo estalla.

domingo, 29 de mayo de 2011

Abrazo (Incendios ¿de nieve?)

Mass media














De los medios de comunicación
en este mundo tan codificado
con Internet y otras navegaciones
yo sigo prefiriendo
el viejo beso artesanal
que desde siempre comunica tanto.



Mario Benedetti (Mass media)
Foto: Verano de 2010

viernes, 20 de mayo de 2011

lunes, 16 de mayo de 2011

"Preámbulo a un silencio"

Francia, verano de 2010

Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas
a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol
        en verano
y se calla.




Ángel González
(Fragmento del poema Preámbulo a un silencio)
Llamando a la tierra / Beso en Nápoles / Llegando a Barcelona
2011
Negro sobre blanco/Coliseo/Partenón/Santorini
2011

miércoles, 11 de mayo de 2011

En la tierra de la madre (o la dueña del grito)


Mujer, vuelve,
sólo esta noche,
un rato,
a tu locura.

Princesa Inca
(La mujer-precipicio)


la vida juega en la plaza
con el ser que nunca fui

y aquí estoy

baila pensamiento
en la cuerda de mi sonrisa           Alejandra Pizarnik
                                                             (La última inocencia)


jueves, 28 de abril de 2011

¡Fuego!

video


         Donde pongo la vida pongo el fuego
         de mi pasión volcada y sin salida.


         Donde tengo el amor, toco la herida.
         Donde pongo la fe, me pongo en juego.

         Ángel González
         (fragmento del poema La vida en juego)

miércoles, 27 de abril de 2011

jueves, 21 de abril de 2011

Dichosos los ojos

Me das envidia y miedo
le dijo el polvo a la sangre que jugaba
a vivir
al otro lado
del cuello
de la luna.
Dichosos los ojos
que te leen
y las bocas que te besan.
                                          Taizé, 2010.

Si fueras sólo mar

Si fueras sólo mar y no un tsunami,
si fueras sólo viento y no un tornado,
si fuera tu mirada la mitad de infinita
y no sonrieran tus ojos marrones
sería más sencillo soslayar la evidencia
mentirme y mentirte,
olvidarte.
Sería más sencillo incluso rendirme
y abrazar tu vuelo con los ojos cerrados,
amordazando a las dudas
con las líneas de tu boca.

Pero eres más y siempre más
y nunca mar ni viento solamente
y son tus alas dientes
que mastican el tiempo
y tus ojos
inmensos
y tu sonrisa duele.
Eres más y siempre más
y nunca mar ni viento solamente
y yo que siempre he sido marinero en tierra,
capitán paciente,
me ahogo fácilmente en tus vaivenes
de ola gigantesca,
de sirena alada de  belleza hiriente.

Tú eres más y siempre más
y nunca mar ni viento solamente.

miércoles, 20 de abril de 2011

Besos

El aire es besado a diario por extraños.
La gente manda besos.
¿A quién?
¿El aire los transporta
o los recibe?

lunes, 18 de abril de 2011

        Para Antonio Fernández por compartir conmigo la afición por las palabras y por inventar lunas pelirrojas.


Impúdica y desnuda,
pelirroja como la sangre y el fuego,
en esta noche que despide a agosto muerto
en los brazos de un otoño prematuro,
te exhibes como una musa de Klimt
pintada sobre el lienzo oscuro de este cielo
velado por la luz de las farolas.
Me siguen cuando tú me sigues las sombras de otras lunas
pelirrojas,
de las que encienden el aire a contraluz y
brillan
ajenas al sol de su belleza,
de esas que miran como si no quemaran,
de esas que abren como si no doliera
las puertas de su boca para sonreír sin ternura,
para hablar sin poesía
ocultando de las dos la cara que mira al infinito.
Sólo son fantasmas que salen de mis sienes para llenar sábanas flotantes,
sombras extrañas,
ajenas y distantes,
lejanas como
lunas.

Versos en la boca de hielo

Inmerso en las olas que tu lengua inventa              
confundo mi boca con tu boca ,                    
miro  atento el mundo sin abrir los ojos
 y navego a tientas
con las alas desbocadas, desplegadas como velas.

Inmersos en las olas que tu lengua inventa
el cuero del alma se nos transparenta
metidos en el juego hermoso de bebernos
y escupimos a la muerte
y nos volvemos eternos

y callados a la fuerza
de los labios del otro
descubrimos  idiomas
más antiguos que el llanto,
mantenemos diálogos en silencio absoluto,
nos palpamos los sueños,
nos quitamos los lutos por los minutos muertos
y encendemos los bordes del segundo presente,

para besar sin usar ni dos dedos de frente,
para matar sin piedad soledades antiguas,
para nadar contra toda clase de corrientes,
para crear con saliva mares, continentes,
donde sólo gobiernen tus ojos inmensos,
donde sólo interese el corazón de enfrente.